Para los amantes de las cobayas

mamá cobaya y dos crías

En internet hay múltiples fuentes de información sobre roedores en general, pero no tanto sobre exclusivamente cobayas. Desde micobaya.online hemos querido sintetizar y reunir todos los elementos que nos harán falta para mantener y cuidar a nuestra cobaya para los amantes de estos animalitos.

A las cobayas (Cavia porcellus) se las conoce con muchos otros nombres tales como: conejillo de indias, cuyos, cobayos, y algunos más. De igual manera que con todos los animales, si adquirimos una cobaya deberemos ser conscientes de que ese ser vivo va a ser nuestra responsabilidad. Y deberemos cuidarlo diariamente proporcionándole comida, bebida y asearlo regularmente. Las cobayas son animales que no llevan muy bien la soledad, si vamos a tener solo uno, necesitará suficiente contacto con los humanos, ya que hasta pueden morir de tristeza.

Estás son las secciones de las que disponemos:

Cuestiones importantes sobre las cobayas

Donde viven las cobayas?

El alojamiento donde las cobayas vivan debería tener una altura de 35-50cm y ofrecer a los animales la posibilidad de levantarse sin problemas. Además este alojamiento debería tener mucha luz y jamás estar expuesto a las corrientes de aire, ya que estos animales no tienen glándulas sudoríparas y no controlan muy bien el calor. A nuestra cobaya también le encantará pasear por la vivienda e incluso por el jardín, aunque no será imprescindible disponer de uno.

Si acabamos de llegar a casa con nuestro nuevo miembro familiar, dejaremos que se introduzca en la jaula que previamente le habremos preparado. Le permitiremos que permanezca en ella y se la estudie con calma, sin sentirse observada. No debemos volver a intentar sacarla antes de que se aclimate del todo a su vivienda y a nosotros puesto que podría escapar inmediatamente. Cuando nos vaya conociendo ya se irá soltando más.

Que cosas debe haber en su alojamiento?

La mayoría de las cobayas adoran poder ocultarse en una especie de casita, es algo instintivo porque son animales algo asustadizos. Aunque no se recomienda incorporar la casita desde el principio, ya que los más recelosos podrían esconderse durante largos periodos de tiempo esperando no ser observados.

La paja y el heno no solo les servirá de alimento, sino también como relleno para el suelo. De igual manera pasará con las virutas de madera que además resultará muy absorbente.

También como es obvio en el alojamiento deberá haber una botella/bebedero de agua y un dispensador de comida o un cuenco que disponga siempre de alimento, ya que estas criaturas pueden tener serios problemas digestivos si no es así.

Además deberán contar de algunos juguetes que les permitan ejercitarse y distraerse. Esto es para no engordar mucho, ya que son muy comilonas, y no destruir cosas por estar royendo lo que no deben.

Donde duermen?

Las cobayas en realidad no necesitan gran cosa en el lugar donde vayan a dormir. Solo un sitio que esté limpio, y donde se sientan seguras. Como curiosidad son animales que suelen dormir con los ojos abiertos! Han evolucionado de esta manera debido a su papel de presa en la naturaleza, y están siempre alerta. Si bien es cierto que una vez se sientan muy relajadas en el alojamiento que les proporcionemos empezarán a dormir con los ojos cerrados.

En su hábitat natural, duermen unas pegadas a otras para darse calor. El lugar donde duerman deberá mantener la temperatura, y evitar totalmente las corrientes de aire y los excesos de calor. En el mismo, siempre deberá haber heno disponible porque debido a como está formado su sistema digestivo no les debe faltar nunca alimento y siempre se encuentran haciendo la digestión.

Que comen?

Las cobayas son animales herbívoros puros, es decir que básicamente se alimentan de hierbas y plantas ricas en fibras. Por este motivo presentan un intestino muy largo en relación al resto de su cuerpo.

Si queremos que nuestras cobayas tengan siempre buena salud, dicha alimentación rica en fibras brutas es imprescindible. Además las cobayas son incapaces de sintetizar la vitamina C, y por ello deben absorber mediante la alimentación toda la cantidad necesaria de dicha vitamina. En algunos casos será necesario incluso incluir algún suplemento vitamínico.

Como se cuida a las cobayas?

Por lo general, las cobayas son muy fáciles de cuidar. Las de pelaje normal o corto, en general se mantendrán limpias y por ello no deberán ser cepilladas, ni peinadas. En los casos excepcionales en que las peinemos, deberemos emplear un peine muy blando y de todas maneras no les gustará. Las de pelo largo deberemos peinarlas regularmente en las partes posteriores al cuerpo, puesto que su pelaje se enreda mucho. Si se enredase, la única solución posible será cortarlo teniendo muchísimo cuidado.

A las cobayas no hay que bañarlas, además de que no les fascina. Si alguna vez se ensuciasen demasiado, solo usaremos jabón para bebés muy suave y luego aclararemos su pelaje. Las secaremos muy bien con un secador y después deberán permanecer en un lugar seco durante un tiempo porque tienen una salud muy delicada y son propensas a resfriarse.

Las uñas de las cobayas no se desgastan lo suficiente, por lo que habrá que recortarlas regularmente. Para ello emplearemos un cortauñas especial para cobayas, y las recortaremos de manera que el extremo restante de la garra transcurra ligeramente inclinado hacia abajo, respetando el perfil de una garra. Por seguridad no las recortaremos mucho para evitar heridas.

En la zona del ano las cobayas presentan una bolsa perineal. En la misma se acumulan los excrementos sólidos, sobretodo en los animales más viejos. Presionando levemente hacia los lados, ayudaremos a la cobaya a librarse de estas acumulaciones de excrementos que se darán a menudo.

Imagen destacada realizada por Markéta Machová disponible en Pixabay