Las cobayas son unos animales que están constantemente con la cabeza metida en el cuenco de la comida o en el bebedero. Por este motivo hambién harán mucha caca, ergo estarán produciendo malos olores. Para absorberlos necesitaremos arena entre otra cosas y también nos servirá serrín o virutas de madera.