Las cobayas son unos animales a los que les gusta estar más bien calentitos y las superficies esponjosas. Por este motivo, un calido y blandito cojín les encantará.