En nuestro recinto para cobayas será imprescindible uno o varios cuencos para mascotas en los que colocar alimentos, o un dispensador de comida. No importa tanto el tipo de plato, pero encontraremos que los recipientes fabricados para conejos o gatos son los más adecuados. Éstos deben ser de un material más bien pesado como cerámica resistente, ya que los platos más livianos volcarían cuando las cobayas coloquen sus pies delanteros sobre el borde. Con lo que resultaría toda la comida esparcida por el suelo de la jaula.