Normalmente las hamacas están hechas de un material suave, cómodo y lavable. Las cobayas se sienten tan a gusto en la hamaca que casi parecerá su segunda casa. Probablemente habrá que lavarlas muchas veces, pero sin duda es un elemento imprescindible para el recinto de nuestras cobayas.

Igual que con las camas para cobayas, deberemos colocar las hamacas en sitios que estén libres de corrientes de aire. También deberán ser colocadas no muy altas, porque debido a como está constituido el esqueleto de la cobaya, una caida desde una altura no muy grande puede ocasionarle caer mal y hacerse una fractura.